Reto

Para esa noche, los cuidó con esmero:baños, exfoliantes, aceites y esmalte.Él había resaltado la belleza de sus pies.Ella le correspondió aceptando el reto.No imaginó que fuesen objeto de deseo.Tampoco que podrían dar y recibir tanto placer.Nunca, que con ellos intentaría protegerse.Jamás, que colgarían de su pulgar una etiquetaantes de cerrar la puerta. Publicado en el libro Inspiraciones Nocturnas IIEditado por Diversida